Yoly

MI PARTO

Con mi familia en una punta y mi novio en otra, la idea de tener que pasar sola el trabajo de parto por muchas amigas que tuviera era algo que añadía  mucha preocupación al ya preocupante asunto. Mi novio y yo intentamos organizarnos para que él no se perdiera esa cita y decidimos que se

Con mi familia en una punta y mi novio en otra, la idea de tener que pasar sola el trabajo de parto por muchas amigas que tuviera era algo que añadía  mucha preocupación al ya preocupante asunto. Mi novio y yo intentamos organizarnos para que él no se perdiera esa cita y decidimos que se tomaría sus  tres semanas de baja a partir de la semana 39 ( normalmente te dicen los médicos que a partir de la semana 37 el embarazo ya está a a término, pero como no sabíamos con certeza si se me atrasaría el parto o se adelantaría, optamos por una fecha intermedia).
Venía ya teniendo contracciones muy frecuentes desde la semana 36 de modo que por miedo a que se me adelantara el parto antes de que estuviera conmigo mi novio, decidí permanecer en reposo absoluto hasta que él llegara y gracias a dios  en la semana 38 y 6 días por fin regresó sin que hubiese novedad; el reto ahora era hacer que no se atrasase mucho el parto porque iba a necesitar su ayuda las primeras semanas en casa con la niña, así que empezamos a dar caminatas diarias.
El día siguiente a su llegada ( o sea estando yo de 39 semanas) caminamos 17km y el siguiente unos 10km que fueron más que suficientes porque esa misma noche a eso de las dos de la madrugada, empecé a notar contracciones; eran más o menos parecidas a las que ya venía teniendo  de modo que no le di mucha importancia e intenté seguir durmiendo. Alrededor de las 3 y pico ya empezaba a dar más vueltas de las normales en la cama ya que cada vez estaban siendo dolorosas y cuando ya habían dado las cuatro nos despertamos definitivamente los dos. Al notar que estaba manchando marrón cuando me fui al baño decidimos irnos al hospital. Sin más pérdida de tiempo metí las últimas cosas en el bolso, nos vestimos y pedimos un taxi. Hacia las 4 llegamos a urgencias.
Primero nos atendió un señor en la recepción, luego nos indicó a qué consultorio acudir y tras explicarle a la matrona lo que me pasaba, me hizo una pequeña exploración; cuando al terminar me dijo que estaba dilatada de un centímetro y medio (son 10 cm los necesarios para que empiece a asomar la cabeza del bebé y te pidan pujar) y que lo estaba expulsando era el tapón mucoso, no pude evitar esbozar una sonrisa, por fin había  llegado la hora, desde la sala en la que me encontraba le hice a mi novio el signo de la victoria para comunicarle que nuestra peque ya estaba en camino. Tras esta exploración me pasaron a otra pequeña sala y me pusieron los monitores para ver si las contracciones eran frecuentes; como mi novio podía acompañarme y nos encontrábamos solos en esa habitación, él iba monitoreándolas al mismo tiempo con una aplicación que se había descargado.
Me tuvieron en monitores alrededor de una hora y tras eso me informó la misma mujer que aunque las contracciones todavía no estaban siendo frecuentes estaba casi de parto y me iban a asignar un cuarto para seguir dilatando. A mi novio y a mí nos condujeron a este cuarto, (por cierto compartido con una chica que también estaría dilatando, supongo, y con vómitos acompañada de su pareja, que se marchó media hora tras nuestra llegada. Según le escuché comentar a la enfermera que se la llevó le iban a cambiar de habitación porque yo estaba bastante tranquila todavía e iba a ponerme nerviosa).
Mientras tanto, la intensidad de las contracciones cada vez iba en aumento y cada vez que me venia una me agarraba al bordillo de la cama y simulaba una especie de baile mientras respiraba que me ayudaba a sobrellevarlas (mi novio todavía sigue partiéndose de risa cada vez que se acuerda de aquel baile jajajajajaja). Así estuvimos hasta que terminó de amanecer, durante todo ese tiempo, mi novio se compró todas las botellas de agua que pudo para que me mantuviera hidratada y no paraba de animarme a caminar aunque me doliese para que dilatase mas rápido, pero menuda decepción me llevé cuando pasaron a explorarme otra vez para ver cómo iba a eso de las 8 y  me dijeron que solo estaba dilatada de dos centímetros, cuatro horas de parto y caminatas y solo había dilatado medio centímetro desde mi llegada! .
Lo que había leído es que se dilataba un centímetro por hora, a ese paso de tortuga y con contracciones cada vez insoportables estaba claro que aquello no iba por buen camino.
Enfadada me metí en la cama durante una hora y me negué a seguir caminando; no pude seguir más tiempo porque mientras estaba en la cama se me detuvieron las contracciones, de modo que por miedo a que se parara la labor de parto mi novio me propuso subir y bajar esta vez las escaleras; eso estuve haciendo hasta las 11 y media que fue cuando me hicieron la tercera exploración y me dijeron que estaba ya de casi 3. Otra vez tres horas y solo había dilatado un centímetro y para colmo la chica que vino a explorarme me rompió la bolsa de aguas durante el proceso de forma accidental. De repente sentí cómo un liquido caliente me empapaba y empezaron a traerme más y más compresas, horrible.
Tras esta exploración regresé otra vez al cuarto de dilatación y no sé si sería porque la chica esa me había roto la bolsa o no pero las contracciones se volvieron insoportables no, lo siguiente, una hora más tarde ya estaba gimiendo de dolor y llamando a las matronas para decirles que ya no podía con mi alma. Afortunadamente me hicieron caso y me trasladaron a un tercer cuarto repleto de máquinas de esas raras que emiten sonidos raros y me hicieron otra exploración, eran las dos y veinte y estaba dilatada de cinco centímetros( mitad del camino recorrido youjuuuu) Les seguí pidiendo que por favor me pusieran la epidural y media más tarde me trajeron el consentimiento que tenia que firmar, a eso de las 4 vino el anestesista, me puso la epidural y madre mía, ¡qué alivio!, enseguida empezaron a desaparecer los dolores y ya me tranquilicé.
A mi novio le dijeron que podía entrar ya pues durante lo de la epidural no le dejaron hacerlo  y nos quedamos solos él y yo en aquel cuarto; como había perdido toda sensibilidad de caderas para abajo, me iba avisando él cuando me estaba dando una contracción y qué tal llevaba la presión y el flujo de oxigeno. A las cinco regresaron las matronas al cuarto y  al hacerme otra exploración me dijeron que estaba de 8cm!  La cosa empezaba a animarse. A las 5 y pico volvieron a hacerme otra y ¡ya había dilatado del todo! qué alegría.
Aunque lo gordo todavía faltaba por llegar estaba contentísima y muy relajada, con mi novio charlaba normalmente como si nada hasta que me dijeron que era ya hora de que empezara a pujar poco a poco cuando me viniera una contracción  para ir acercando a la niña y otra vez se fueron todos dejándonos solos.

Mi novio me fue avisando de nuevo cada vez que me venía una y yo empujaba o (al menos creía hacerlo), entorno a las seis y media volvieron las matronas y me hicieron seguir pujando hasta que a eso de las 7 cuando empezó a asomar la cabecita de la niña me trasladaron a la sala de partos, luego me hicieron la episiotomía sin que me enterara y tras tres empujones, justo cuando le estaba diciendo a mi novio que nunca conseguiría hacer salir a la niña apareció esta y de repente lo pusieron sobre mí envuelta en una mantita, toda calentita . La sorpresa y las emociones acumuladas me hicieron estallar en lágrimas. Es el sentimiento más maravilloso que jamás he tenido. A las 7 y 28 minutos del 28 de enero nació Teiana, el día del cumple de su padre  y pesó dos kilos y medio.

Admito que soy pésima contando historias, porque siempre tengo la sensación de enrollarme un poco pero confío en que hayáis podido entender más o menos lo contado y que la lectura os haya sido amena.
¡Muchos besos y hasta el próximo post😘!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s