Specialdelies

MEMORIAS DE MI VIAJE A BATA. PARTE I

Esta es la primera parte de una historia dividida en tres. He decidido estructurarla de esta manera,  para haceros la lectura más amena.  Habíamos previsto realizar este viaje durante el verano

 

Esta es la primera parte de una historia dividida en tres. He decidido estructurarla de esta manera,  para haceros la lectura más amena.

Habíamos previsto realizar este viaje durante el verano, para que nos diese tiempo a planearlo todo con antelación,  y que  nuestra estancia pudiera ser más larga, pero en cuanto le comuniqué a mi mamá lo que teníamos pensado hacer,  se entristeció bastante. Al final lo adelantamos todo.

Debo decir que es el viaje más estresante que he realizado. Estresante porque la situación en mi entorno familar no era la óptima cuando me fui y no sabía qué me esperaba a la vuelta; estresante por no saber si tendría suficiente dinero en efectivo para ¨pagar¨ todas las ¨faltas de respeto¨ e ¨infracciones¨  o para ¨ayudar a la familia¨ y preocupada por cómo me las iba a arreglar para que la niña no se me pusiera malita en un lugar sin hospitales fiables. Todo eso me inquietaba.

Ya con las fechas del viaje en mente, lo siguiente que había que hacer era pedir los visados para Teiana y para Sergio. La embajada de Guinea Ecuatorial en Bruselas no expide pasaportes, hay que irse a Guinea a obtenerlo, de modo que Teiana de momento solo tiene un pasaporte belga.

En la embajada fueron muy amables conmigo. A pesar de no expedir visados turísticos de momento a Guinea por orden ¨del que manda¨ accedieron a darme el familiar por estar inscrita en la embajada. A parte,  Sergio solo regresaba de Nigeria un día antes de nuestro viaje,  y tampoco nos pusieron pegas para darnos el visado en el último momento. Eso sí, nos costó lo suyo.

Para viajar a Guinea existen tres vacunas obligatorias (la de la poliomielitis, la de la fiebre amarilla y la tifoidea) que en la embajada no nos pidieron,  pero las piden al llegar al país. Nosotros nos hicimos todas las necesarias en un país tropical.
Ya con los billetes y los visados, cogimos el tren Bruselas-Paris el 29 de enero de 2016, rumbo a Bata (Guinea Ecuatorial)
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s