Specialdelies

MEMORIAS DE NUESTRO VIAJE A BATA. PARTE III

Al día siguiente de llegar nos fuimos al pueblo con mamá y ahí permanecimos durante los 7 días que duró nuestra estancia. Fue como una semana de DETOX porque ni cobertura para móvil teníamos

 ​

Al día siguiente de llegar nos fuimos al pueblo con mamá y ahí permanecimos durante los 7 días que duró nuestra estancia. Fue como una semana de DETOX porque ni cobertura para móvil teníamos. A Sergio le hicieron falta unos días para terminar de adaptarse a la situación, pero pasado este tiempo, estuvo súper encantado.
 Como sucede siempre que hay invitados en lugares pequeños, rápidamente empezaron a asomar algunas cabezas para ver quiénes éramos. Varias personas incluso se acercaron a darnos la bienvenida y a obsequiarnos cosas. Un detallazo.
A los tres días de estar en aquel pueblo, mamá hizo correr la voz de que se haría una especie de celebración, consistente en cánticos tradicionales, que se suele llevar a cabo cuando hay un recién nacido, entre otros eventos. Ésta en particular era en honor a Teiana. La gente no se hizo derogar. Vinieron casi todas las mujeres del pueblo (los que participan en cánticos de este tipo suelen ser en general mujeres aunque los hombres también pueden) y cantaron hasta la madrugada. No nos quedamos hasta muy tarde pero cantamos con ellos y a Sergio lo hicieron bailar… fue una noche muy divertida.
No hubo mucha novedad en los días siguientes. Pasábamos el tiempo con mamá y eso es lo único que necesitábamos. A veces nos íbamos a hacer un tour por el pueblo, que por cierto era muy bonito, y nos sentábamos a charlar en la casa de la palabra (¡qué gusto da recuperar algunas tradiciones!)
En el séptimo día fuimos a la capital de la provincia, donde vivían mi tía y mis primas, luego le hicimos una visita exprés a mis otras abuelas maternas (tenía tres, me quedan dos) y a mi madrina. Al final del día regresamos a Bata. En la noche cogimos el vuelo para Malabo. Al día siguiente pasamos el día en la piscina del hotel con mi hermano y mi cuñada. En la noche nos dirigimos al aeropuerto. Entorno a las 9 de la noche salió nuestro vuelo de regreso a Bruselas.
Hasta aquí las anécdotas de nuestro viaje a Guinea
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s