Sin categoría

TU CUERPO TRAS EL PARTO

Hoy me gustaría abordar un tema que le suele preocupar a muchas personas (hombres y mujeres) pero del que se sabe poco

 

Hoy me gustaría abordar un tema que le suele preocupar a muchas personas (hombres y mujeres) pero del que se sabe poco, ya que, como muchos otros temas relacionados con el cuerpo de la mujer, sigue siendo tabú. Aunque entiendo que nadie quiere andar pregonando por ahí que se ha quedado como una cueva. Es un tema bastante íntimo.
Llevo escuchando mitos sobre lo que pasa con el cuerpo de la mujer y sus relaciones de pareja tras un parto desde que era adolescente. Una vez escuché a una chica decir, que “aquello” quedaba demasiado “grande” y cosas por el estilo. Y claro, cuando me quedé embarazada a veces le daba vueltas a eso. Me preguntaba cómo quedaría mi cuerpo. Leí sobre los ejercicios de Kegel para el suelo pélvico, y recuerdo llegar a decirle un día a mi novio que no volvería a quererme tanto porque sería incapaz de satisfacerle sexualmente. Sí, patético, pero se lo dije.
Ahora, un año y medio después de dar a luz me gustaría arrojaros un poco de luz sobre este tema, por si alguna vez a vosotras también os surge la duda, pero no os atrevéis a hablar de ello. Básicamente abordaré tres cuestiones principales, el tamaño de nuestros genitales, los problemas de incontinencia urinaria, y la calidad de las relaciones sexuales:
  1. Tamaño de la matriz. En lo que se refiere al tamaño, lo normal es que la matriz vuelva a recuperar su tamaño tras un parto. Si tu bebé es demasiado grande (más de 3 kilos), es obvio que no se quedará igual que si el bebé hubiese pesado 2 kilos y medio como el mío.
  2. Incontinencia Urinaria. Es posible que se debilite el suelo pélvico después de un parto, es la razón por la que algunas mujeres tienen problemas de incontinencia urinaria. Eso se soluciona con los ejercicios de Kegel.
  3. Calidad de las relaciones sexuales. Creo que la calidad de las relaciones sexuales viene determinada por el tamaño del bebé y cómo ha quedado nuestro suelo pélvico. Al igual que en el caso anterior, hay que recurrir a los ejercicios de Kegel para solucionarlo. Son muy efectivos.
  4. De forma adicional me gustaría hablar de las consecuencias de la episiotomía (un pequeño corte que se le realiza a algunas mujeres durante el parto, para facilitar la salida del bebé) Un “pequeño corte” que parece nada, sin embargo, le ha dejado secuelas a largo plazo a muchas mujeres, afectando sus relaciones sexuales. Si alguna vez podéis evitarlo, ya sabéis.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s